Inicio / Edición Impresa / Entrevista

Sopa o sexo

Sopa o sexo: Entrevista con la escritora

Por CocinaSemana.com

Sopa o sexo: Entrevista con la escritora .

Hablamos con Mariesther Martinez Eroza, autora del libro Sopa o Sexo y nos contó un poco acerca de la lucha de géneros y sobre el papel de la cocina en esta "guerra".









* ¿Por qué cree que se da la lucha entre géneros?
Durante siglos se mantuvo al género femenino sometido, sin darle oportunidad de estudiar, opinar, pensar o decidir. Cuando se dio el movimiento de Liberación Femenina, era de esperarse que el género reaccionara con mucha fuerza, sin embargo, el error que cometimos fue pensar que el hombre era el culpable de esa historia de abuso y sumisión. Cuando el verdadero culpable es el poder mal entendido y el machismo.

Así se inicia una competencia por demostrar quien es mejor y se olvida que somos complementarios e interdependientes. Cada uno con sus características puede hacer mejor al otro. La idea es sumarnos no restarnos. Compartir, no Competir.

* ¿Aporta algo esta lucha a la construcción del individuo y de la sociedad? 
Dentro de cada uno de nosotros existe la polaridad -Yin Yang-. Todos contamos con un aspecto Yin, frágil, suave y amoroso, y con un lado Yang, práctico, luchador y pensante. Luchar contra cualquiera de ellos es poner en riesgo nuestro propio equilibrio.

* ¿Qué papel ocupa la cocina en esta lucha? 
Hay una frase muy despectiva y machista que dice: “Si la mujer te pide mas espacio, agrandale la cocina”. Los juguetes para niñas tienen que ver mucho con la cocina y hacer la “comidita”.

Se cree que la cocina es territorio femenino y quizá nosotras tenemos mucha culpa por no compartir no solo la comida, sino también las obligaciones con nuestros hijos e hijas  y por supuesto, con el marido.

* ¿Por qué las mujeres ya no se meten a la cocina y ahora hay más hombres interesados en el tema, inclusive algunos lo toman como profesión? 
Hay distintas razones. Primero por la necesidad de salir a trabajar y buscar el sustento de la familia y segundo, porque va siendo una tendencia cada vez mas fuerte, que las mujeres se incorporen a una vida profesional y rechacen la herencia de la madre sumisa que atendía el hogar. Además la vida actual con sus retos y la velocidad a la que vivimos no nos deja tiempo para hacer las comidas laboriosas de antes. Hoy vemos cada vez más estantes de comida rápida que antes.

Y es cierto que los hombres se han integrado muy bien con el tema pero lo hacen de una forma más profesional y tristemente para las mujeres, ellos son mejor pagados que nosotras.

* ¿Puede haber una reconciliación entre la cocina y la mujer?
Es que la cocina no es para todas o todos. Yo si creo que hay mujeres que prefieren pagar y dedicar el tiempo que invertirían en la cocina, en realizar otros proyectos. Sin embargo, la cocina es un espacio de alquimia y de magia en la cual se mezclan ingredientes, sabores, aromas, amor y dedicación.
La comida en sí misma no nutre tanto, como cuando le agregas una intención de amor. Si así lo entendiéramos, la cocina tendría otro sentido.

* ¿Cuál es la receta perfecta para que la relación entre hombre-mujer funcione? 
La verdad no creo que exista la receta perfecta porque todos somos distintos y además toda relación enfrenta pruebas y retos a superar. Sin embargo, yo creo que un condimento primordial es la química natural que se da entre dos personas: el olor, el contacto, la mirada, las mariposas en el estómago.

Después conocer las cualidades y defectos; pero a fondo, preguntar, investigar y darte tiempo para determinar si vas a poder convivir con esos defectos. Además agregarle una enorme cantidad de respeto, admiración y paciencia y si todo esto está bien sazonado con AMOR, ya tienes una buena receta.

* ¿Cómo conocer los límites de cada uno? 
Eso solo se sabe a través del tiempo, con la convivencia diaria; pero un consejo que doy es observar con una mirada objetiva, la forma de reaccionar de la pareja ante las situaciones de la vida diaria. Durante el “enamoramiento” todos somos maravillosos seres humanos y no vemos los defectos en los demás, pero siempre habrá una situación en la que salga a la luz el temperamento, la actitud y los valores que rigen el comportamiento; y es ahí donde aparece nuestro verdadero yo.

* ¿Cuál es su plato favorito? 

Son muchos pero me quedo con el Chile en Nogada, de la hermosa ciudad de Puebla en México.

* ¿Le gusta cocinar?
Tengo que admitir con mucha pena que no me gusta cocinar. Lo bueno es que heredé la buena sazón de mi madre y abuela y lo que hago me queda rico. Por ejemplo las rajas de chile poblano con crema, las pechugas de pollo con crema de chipotle y el spaghetti al pimiento. Tengo cuatro hijos que me piden que cocine y cuando lo hago es con mucho gusto por ellos.

* ¿Qué es mejor la sopa o el sexo? 
Los dos son deliciosos, los dos dan mucho placer, los dos nutren; tanto el cuerpo, como los afectos y las emociones. Dicen que en exceso son pecado pero ahhhh que ricos son.

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook