Inicio / Edición Impresa / Ingredientes

Desintoxicación

Detox: vitalidad, salud y longevidad

Por Tatiana Leyva

Detox: vitalidad, salud y longevidad.

La falta de conciencia sobre la alimentación y el estilo de vida conlleva al consumo de sustancias dañinas para el cuerpo.










Con el fin de contrarrestar esta práctica, se han creado diferentes métodos de desintoxicación, conocidos como detox.

La fuerza vital es un poder natural e imparable con el que todos contamos. Es una fuente renovable y constante y un principio esencial con el que hemos sido diseñados para procurar nuestro bienestar y felicidad.

Asimilar este principio conscientemente y sostenerlo con voluntad, nos abre la posibilidad de extender nuestra vida, con salud física y mental de calidad.

Nos hemos convertido en la especie más contaminada y, sobre todo, contaminante en el planeta. Entre más inconsciente es el modo en que nos alimentamos, más terminamos ingiriendo y siendo expuestos a sustancias no aptas para el buen funcionamiento de nuestro sistema.
Esto es causa principal de condiciones recientemente generalizadas, como el sobrepeso, y la multiplicación de nuevas enfermedades.

Una toxina es una molécula o sustancia venenosa producida por células vivas u organismos capaces de causar enfermedad cuando entran en contacto o son absorbidas por tejidos en el cuerpo. Estas pueden estar presentes en ciertos alimentos y el medioambiente y, hoy en día, son producidas en gran parte por el estrés, haciéndonos sentir cansados, fuera de foco y drenando energía de nuestro cuerpo.

Las toxinas tienden a concentrarse en el cerebro, hígado y tracto intestinal; estos órganos son los responsables del proceso natural de eliminación en el cuerpo.

Así surgen los procesos de desintoxicación, comúnmente llamados detox, mediante los cuales el cuerpo puede eliminar las toxinas de sus células.

Los métodos van desde los más sencillos, como los cambios de alimentación y el uso adecuado de colonterapias; hasta los más complejos, que ofrecen una desintoxicación más integral. Un buen proceso de desintoxicación requiere mínimo de dos semanas; este irá de poca a gran intensidad, dependiendo del abuso tóxico al cual se haya incurrido a través de los años. Si bien se puede generar algo de alivio y descanso en procesos más cortos, estos no ofrecen un tratamiento absoluto. Generalmente, durante la primera semana de un detox adecuado se logra eliminar al menos 60% de toxinas, con lo que se genera mayor vitalidad, salud y longevidad.

Un método bastante efectivo y a la vez divertido es la jugoterapia. Este se realiza por un cierto tiempo, durante el cual cada célula aprovecha las enzimas y el oxígeno proporcionados por los extractos puros de frutas y vegetales orgánicos. Esto permite limpiar las células, desde su más profunda configuración, con gran acierto y rapidez.

Otra técnica se basa en la utilización de oligoelementos, suministrados a través de sueros intravenosos, o de la ingestión de aceites naturales, los cuales limpian directamente un órgano específico, renovándolo por completo. Por último, se encuentra la popular categoría de las llamadas ‘purgas’, en las que se utilizan hierbas y plantas medicinales que también propician los procesos de desintoxicación.

Para realizar un detox es muy importante contar con una amplia disposición y, sobre todo, con el firme deseo de llevarlo hasta su culminación, ya que durante el período de eliminación se pueden presentar reacciones incómodas.

En definitiva, se requiere de gran voluntad para no interrumpir, abandonar ni trastocar el proceso. Por esto, es imprescindible contar con la asistencia de un profesional experto en estos métodos, debido a que solo una buena guía asegura el bienestar y el éxito, durante y después del tratamiento. Otro factor a tener en cuenta es el integrar rutinas de ejercicios acordes y balanceados con el buen descanso. Esto optimiza y acelera la eliminación pronta y definitiva de las toxinas.

Una recomendación final para que la limpieza y renovación celular sea totalmente efectiva, es suprimir el consumo de proteínas animales, lácteos, alimentos procesados y/o refinados como: azúcares, gaseosas, harinas, productos enlatados o empacados, frituras, comidas sobrecocinadas o recalentadas del día anterior, así como el uso del microondas. Más bien se recomienda desarrollar el gusto por las frutas y vegetales frescos; en lo posible siempre orgánicos y de cultivo local.

Tips y sugerencias
* El detox es una alternativa para que el cuerpo se equilibre y se regenere, no una dieta para perder peso.

* Es un proceso que debe ser asistido. No es cuestión de tres días. No se lo tome a la ligera.

* Una forma de detox es eliminar por unos días la proteína animal, los lácteos, la cafeína y las comidas procesadas.

* Respirar aire puro, ir a la montaña o a la playa, también es una manera de desintoxicarse.

* Hacer ejercicio diario ayuda a eliminar toxinas.

* Tomar en las mañanas extractos verdes ayuda a aliviar el cuerpo.

Tatiana Leyva
Chef natural y educadora de la salud de: Hippocrates Health Institute y Health Educator-Enzymatic Nutrition (West Palm Beach Florida), Natural Gourmet Institute (New York City) y Natural Chef (Chef for Health).

PUBLICIDAD

Minutos de sabor con Liliana López y Leonor Espinosa

IdItem:32652, IdTipo:5

Serie de videos sobre los cocineros colombianos. Conozca a Leonor Espinosa, chef del restaurante Leo en Bogotá.

CocinaSemana en Facebook