Inicio / Edición Impresa / La técnica

Salud gastronómica

Un enemigo en su cena

Un enemigo en su cena.

¿Cómo prevenir el daño que genera un alimento contaminado en su mesa?












Los alimentos naturales y artificiales son vulnerables al desarrollo de bacterias, hongos, toxinas y virus que afectan en mayor o menor medida la salud de los comensales.

Lo más aterrador es que tienen la capacidad de reproducirse velozmente de una superficie a otra, aprovechando medios como el aire, el agua o los utensilios que manipulamos diariamente, como el cuchillo, la tabla para picar y hasta los paños limpiadores.

La contaminación cruzada es ‘el coco’ de cocineros profesionales y empíricos. Estos enemigos microscópicos se trasladan desde los alimentos hasta las áreas donde cortamos, fileteamos, picamos y pelamos los ingredientes.

Aunque en algunas ocasiones este contagio puede ser manso e inofensivo, en otras puede generar intoxicaciones masivas, como sucedió el año pasado, cuando más de 20 personas resultaron afectadas porque algún cocinero descuidado utilizó para revolver una salsa una cuchara que tuvo contacto con pollo contaminado.

En las cocinas de casa normalmente no se presta atención a estas amenazas por desconocimiento, pereza o negligencia, así que es necesario empezar a tomar en serio las siguientes recomendaciones con el fin de evitar la temida contaminación cruzada.

¿Cómo prevenirla?

Deshágase de las antihigiénicas tablas para cortar de madera, pues son un foco de infección: con el uso los jugos de las carnes crudas penetran por los tajos.

De paso, también elimine ese trapo viejo multiusos: el papel de cocina desechable será su mejor aliado.

Lávese muy bien las manos antes de cocinar, después de ir al baño y luego de manipular diferentes alimentos, en especial carnes crudas.

Aleje de los demás alimentos sustancias grasas como los quesos, margarinas y mantequillas, ya que su naturaleza rica en lípidos es propicia para el desarrollo de microorganismos.

Lave y desinfecte utensilios y superficies que tengan contacto con comidas crudas.

Almacene las carnes crudas herméticamente y ubíquelas en las partes bajas de los estantes de la nevera.

Clasifique los utensilios de acuerdo con su uso. Utilice cuchillos y tablas de cortar de diferentes colores y formas para poder diferenciarlas.

Las normas de higiene internacionales catalogan cada color de acuerdo con el producto:

Verde: verduras y frutas
Amarillo: aves
Rojo: carnes rojas
Azul: pescados y mariscos
Blanca: productos cocidos

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook