Inicio / Historias

Tradición de barril

Historia de la cerveza

Por Katherin Peña C.

Foto Corbis.

Historia de la cerveza. Corbis.

Presente en cada rincón del mundo, la cerveza hace parte de la tradición de muchos países. El carácter y la fuerza que cada región le imprime a su sabor, la transforman en una bebida insigne.






La cerveza fue desarrollada por los pueblos elamitas, egipcios y sumerios, cuando estos últimos cocinaron el pan de cebada y luego lo remojaron en agua para consumirlo.
Enseguida notaron que con el pasar de los días la mezcla iba tomando una apariencia y un sabor más intensos, gracias a la fermentación.

Cuando algún valiente decidió probar la mezcla, de sabor amargo y consistencia densa, descubrió una experiencia placentera, digna de llevar a todos los rincones del mundo. La misma que ha pasado de generación en generación y que se ha transformado de acuerdo con los ingredientes propios de cada lugar, clima y costumbres.

La cerveza se pocisionó como la bebida de los trabajadores egipcios, y, en muchos casos, como parte de su pago.

Así mismo, la religión también aportó a la evolución y difusión de este fermento, pues fueron los monjes del siglo X quienes se dedicaron a prepararlo. De hecho, se dice que los religiosos bebían grandes cantidades de cerveza –ocho pintas al día– y que cuando ayunaban, la consumían como fuente de energía.

Fue así como este elíxir milenario se extendió por Oriente Medio hasta llegar a Bohemia, Alemania, Bélgica y las islas británicas, en donde adoptó sabores y técnicas de elaboración y un estatus diferente.
La principal vía para motivar su consumo fue el voz a voz y la forma en que los trabajadores la acuñaron como parte de la provisión para el desarrollo de sus actividades diarias. Era común ver a los hombres con una cantimplora cerca al cinturón llena del preciado líquido.

Mientras que entre los romanos y los griegos la cerveza era considerada como la bebida del pueblo, el norte de Europa la hizo parte de sus celebraciones, ceremonias religiosas y triunfos en las guerras. Poco a poco, la técnica se fue perfeccionando hasta llegar a lo que conocemos: una bebida refrescante, alcohólica y de un color ambarino característico en todos los países.

Alemania y Europa continental son sus principales productores, en tanto en América Latina se sabe que la primera cervecería fue construida en 1544 por Alfonso de Herrera, cerca a ciudad de México.

La tradición de los pubs
En español, pub significa casa pública. Estos hacen parte de la tradición del Reino Unido, Irlanda, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Estos lugares, dedicados al consumo de cerveza, aparecieron por primera vez en el Reino Unido con la llegada de los romanos, quienes encontraban refugio en estas posadas. Allí tenían lugar reuniones y juegos, al tiempo que eran un espacio propicio para pasar la noche.

A finales del siglo XVIII, surgió el llamado The Function Room dentro de los pubs. Se trataba de escenarios dedicados al entretenimiento con bandas de música y juegos.

Hoy, en el Reino Unido existen aproximadamente 60.000 pubs –por lo menos uno por cada localidad–, en donde se consumen, aproximadamente, 177 pintas por persona.


Top 5 de los mayores consumidores de cerveza (per capita al año)

República Checa: 156,9 litros.

Irlanda: 131,1 litros.

Alemania:115,8 litros.

Australia: 109,9 litros.

Austria: 108,3 litros.

Historia de la cerveza.

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook