Inicio / Ingredientes on line

Detrás del ingrediente

La malta, nutriente para campeones

Por RevistaFucsia.com

Foto Pantherstock

La malta, nutriente para campeones. Pantherstock

Los beneficios de los refrescos de malta son incontables. Aprende cuáles son las virtudes de esta bebida que disfrutan tanto grandes como chicos.

                                                               



Para nadie es un secreto el deleite que produce tomarse una refrescante bebida de malta a cualquier hora del día, y mejor, acompañada de algún producto de hojaldre de los que solo se consiguen en nuestro país. Pero más allá de un mero placer, esta bebida guarda inmensas cualidades nutritivas que sobrepasan la sensación de calmar la sed.

Este producto alimenticio natural resulta de la transformación de un cereal, como puede ser la cebada o el trigo, solo que se someten al proceso de malteado, y no al de fermentación como ocurre cuando se elabora la cerveza.

Durante el malteado, el primer paso es la germinación del grano, ayudando así a producir enzimas que descomponen el almidón y lo convierten en azúcares esenciales. La cebada malteada mezclada con glucosa y fructosa es una bebida que posee propiedades nutritivas por su contenido de aminoácidos, que son la primera parada en la construcción de proteínas.

Como fuente energética, la malta, a pesar de ser elaborada a base de la cerveza, no contiene alcohol y su sabor dulce a azúcar caramelizado la hace única. En Latinoamérica, la malta es casi tan popular como el café, pero Venezuela es el país que más la comercializa. El consumo per cápita venezolano se calcula entre 11 y 12 litros al año, lo que quiere decir que lo habitantes del país vecino toman casi 380 litros de malta al año.

En nuestro país, la malta también ostenta el título de ser una de las bebidas más populares. De hecho en 1960 el Comité de Nutrición del Departamento de Defensa de los Estados Unidos hizo una profunda investigación en Colombia, dando como resultado que en un segmento de la población había una deficiencia de las siguientes vitaminas: tiamina, niacina y riboflavina en su alimentación.

Dos años después, el doctor Water Unglaub, quien fue director de la siguiente investigación, vino al país de nuevo a dictar una conferencia sobre los problemas de nutrición, y encontró que una bebida como la malta constituía uno de los aportes vitamínicos que serían la solución a los problemas alimenticios de muchos habitantes.

La malta se originó en Alemania y se conoció bajo el nombre de “malzbier”. En 1950 esta bebida fue considerada como fortificante para enfermos terminales, mamás que amamantaban y para personas de la tercera edad, principalmente por su alto nivel de vitamina B que provee energía.

Algunos mitos urbanos dicen que un vaso de malta puede reemplazar una comida entera del día por su alto contenido de minerales, vitaminas y proteínas. Lo que si es cierto es que muchos deportistas consumen esta bebida durante sus entrenamientos para ganar masa muscular y estar enérgicos en su rutina; de igual manera esta es una bebida que ha acompañado el crecimiento de muchos niños durante muchas generaciones, sin temor de los padres a que sus hijos estén consumiendo gaseosas.

PUBLICIDAD

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook