Inicio / Edición Impresa / Ingredientes

Inquietudes de la cocina

Las respuestas a todas tus preguntas

Foto Ilustraciones Diego Montoya

Las respuestas a todas tus preguntas . Ilustraciones Diego Montoya

Seguramente cuando estás en la cocina te haces muchas preguntas. Aquí te sacamos de aquellas dudas que siempre habías tenido.






¿Por qué me pica el ají?

Porque tiene capsaicina, un químico con el que la planta de ají se defiende de los hongos que le producen infecciones o, sencillamente, de los animales que se la quieren comer. Al tener contacto con las papilas gustativas, estas producen una reacción química y sienten que se están quemando, y ese es precisamente el mensaje que mandan al cerebro. Pero no hay que preocuparse: el picor no produce daños en la lengua.

¿Qué son los sabores?

Cuando comemos, los alimentos desprenden aromas en la boca que son percibidos por nuestra nariz. Se dice que 80% de un sabor proviene de la sensación de olor. Es por eso que cuando la gripa disminuye nuestro olfato, las cosas no nos saben mucho. Por otro lado, en la lengua hay casi 10.000 papilas gustativas. Estos diminutos bultos que la recubren ‘leen’ las características de la comida y envían esa información al cerebro a través de un nervio.
¡A que no sabías que las papilas gustativas de la lengua están especializadas por zonas.

¿Por qué cuaja la gelatina?

Parece magia: disolvemos un polvo en agua caliente, metemos el líquido en la nevera y, al cabo de un rato, ¡tenemos una deliciosa gelatina de fresa! La razón es que esta contiene grenetina, una sustancia hecha de colágeno, proveniente de los animales.
Cuando está a menos de 18°C (es decir, en la nevera) hace que los líquidos cuajen.
Imagínate: una sola parte de colágeno disuelto en 100 partes de agua bastará para que esta última espese.

¿Cómo calienta el microondas?
En este tipo de horno hay un dispositivo que se llama magnetrón. Este aparato toma la energía eléctrica que llega por el cable y la convierte en pequeñas ondas, las cuales son enviadas hacia los alimentos que se están calentando a través de un ventilador. Ya en la comida, las microondas se encargan de mover, a altísimas velocidades, las partículas de agua y de grasa que esta contiene.
Es importante entender que el calor se produce cuando las moléculas se mueven.

¿Por qué las personas lloran cuando pican cebolla?
Cuando la cebolla se corta, libera un aceite volátil que contiene azufre. Al entrar en contacto con la humedad de los ojos, ese compuesto produce otra sustancia: un ácido que genera ardor. La manera que tiene el ojo para defenderse es produciendo lágrimas para diluir el problema.
Para que nos pase menos, debemos meter la cebolla al congelador diez minutos antes de picarla. ¡No más lágrimas!

¿Qué son los olores?
No los podemos ver, pero eso no significa que no estén ahí presentes, volando todo el tiempo en el aire. Los olores son partículas muy pequeñas que se desprenden de las cosas y que, al llegar a la nariz, son recibidas por unas células que transforman aquello que perciben en información eléctrica que luego envían al cerebro.
¿Sabías que esta información es procesada en la misma zona que se encarga de los sentimientos? Es por eso que los olores pueden afectar nuestras emociones y nuestro comportamiento.

¿Por qué no puedo mezclar agua con aceite?
El agua no se lleva bien con el aceite. La razón es que el agua es un líquido polar, es decir, que está hecho de partículas que se atraen entre sí, como lo hacen los imanes. Si otros líquidos también son polares, entonces las moléculas de ambas sustancias se atraerán y se mezclarán. Pero el aceite es apolar, lo que quiere decir que no le interesa integrarse con las moléculas de agua: es como si acercáramos un imán a un pedazo de madera.
Por otro lado, el aceite es menos pesado que el agua y menos ‘apretado’, así que flota sobre ella.

PUBLICIDAD
Las respuestas a todas tus preguntas .
Las respuestas a todas tus preguntas .
Las respuestas a todas tus preguntas .

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook