Inicio / Edición Impresa / Ingredientes

Quesos

Los maduros

Los maduros.

Su cuidadoso proceso de elaboración les aporta una personalidad y exquisitez única convirtiéndolos en protagonistas de finas preparaciones y renombrados maridajes.




Parmesano
Elaborado desde el siglo primero al norte de Italia, en Emilia Romaña y Parma. Su textura es granular y difícil de cortar. Posee gran consistencia y un sabor intenso y dulce al final. En nariz huele a pasto recién cortado, flores y crema de leche. Rallado es ideal para pastas o para gratinar.

Cortado en hojuelas acompaña ensaladas y carpaccios.

Gruyère
Famoso por sus ojos, debe su nombre al pueblo de Gruyères, donde se elaboró por primera vez en el año 1.115. Presenta una corteza dura y su sabor es ácido, dulce, ligeramente picante y recuerda las aceitunas verdes.

Se identifica por su aroma a nueces, hierbas y frutas. Hace parte de la receta de fondue y derretido conforma la corteza de la sopa de cebolla.

Holandés (tipo Gouda)
Es el más famoso de los quesos durante la Navidad, en particular el Navideño de Alpina. Los holandeses lo expandieron alrededor de Europa por ser un producto de larga conservación. Se caracteriza por su pasta de color amarillo pajizo, fácil de cortar y consistente. Su corteza se recubre con una capa de cera roja y su sabor almendrado es suave.

De aromas afrutados se acompaña con frutas frescas y pastas.

Camembert
Originario de la región de Normandía, su inventora fue Marie Harel, una granjera que en 1791 recibió la receta de un sacerdote oriundo de Brie, quien se refugió en su granja durante la Revolución. De pasta amarillenta, cremosa y flexible, en su exterior es blanco, rugoso y con un moho abundante. Su aroma recuerda champiñones, mantequilla derretida y flores.

De sabor astringente y agridulce, se suele hornear y acompañar con frutas confitadas y nueces.

Provolone
Se elabora en el sur de Italia desde el siglo pasado. De pasta hilada y lisa, corteza amarillo pálido y a veces parafinada, es de sabor fuerte y ligeramente amargo, pero no desagradable.

Como aperitivo, se consume a la parrilla con orégano y aceite de oliva, y es un fiel acompañante del auténtico asado argentino.

Tilsit
Se elaboró por primera vez en Tilsit por una familia inmigrante suiza en el siglo XIX, quienes trataron de reproducir el emmental. No tiene corteza y su pasta es tierna, dorada y se distingue a simple vista por una gran cantidad de ojos pequeños.

Su sabor es fuerte, amargo y dulzón, y sus aromas recuerdan hierbas, manzanas y frutos secos. Se encuentra en tablas de quesos, fundido en salsas y en la raclette.

Emmental
Es originario de Emmental y se elabora desde el siglo XIII. Es más grande que el gruyère y sus agujeros son de mayor tamaño. Posee una corteza dura y de color amarillento, y su masa es grasienta y de color marfil. De sabores dulces y a avellanas.

Es infaltable en tablas de quesos, reuben sándwich y la mezcla de la fondue.

Manchego
Elaborado en la región de La Mancha desde el siglo I d.C., Apicio Claudio lo menciona como uno de los quesos de Iberia más apreciados en las mesas romanas. Es extra graso y posee una corteza dura de color que va del amarillo hasta el café. De pasta firme, mantecosa, compacta y de colores entre blanco y amarillo marfil.

Su aroma es concentrado y se recomienda consumirlo acompañado de jamón serrano y aceitunas.

Brie
Se elabora desde el siglo VIII al este de París. El color de su pasta varía entre amarillo pálido y oro; es untuoso, dulce, con sabor a nueces y presencia de mohos aterciopelados. Sus aromas varían entre hierbas, alcachofas y champiñones. Es el ejemplar preferido por los gourmets y se acompaña con frutas secas y pistachos.

Se puede consumir caliente y cubierto con frutas caramelizadas.

Roquefort o queso azul
De aspecto moteado y corteza fina, se identifica por sus vetas azules-verdosas, textura granulosa y untuosa, sabor penetrante y salado. Durante su elaboración se perfora con agujas para facilitar la entrada de oxigeno, facilitando el desarrollo del hongo penicillium roqueforty.

Sus aromas a champiñones, moho, hierbas, cuero y alcachofas lo convierten en el favorito para acompañar ensaladas, dips y salsas.


Masa o interior del queso.

PUBLICIDAD

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook