Inicio / Opinión

Postres de Medellín, Bogotá y Pereira

El dulzor de las tierras paisas

Por Dionisio Pimiento

El dulzor de las tierras paisas.

Cuánta tentación en novedosas apuestas que se conectan con los postres del momento...

                                  








Maravillosos cupcakes y macarons se prueban en Medellín como los de cualquier calle del mundo.

Pero cuán agradecido se siente el paladar cuando se reencuentra con aquellos sabores dulces que lo conectan con historias íntimas y sencillas, con los antepasados, con la infancia, con aquel abuelo consentidor.

Hoy, añoro las brevas con quesito y arequipe; la natilla con mucha leche y coco; la mazamorra con un trozo burdo de panela; el miguelucho, la María Luisa y el postre de las tres leches. Hoy me rindo ante el mejor ‘casado’ de la historia, el del bocadillo con quesito, y ante el flan de naranjas agrias o las obleas con arequipe y salsa de mora.

Hoy resalto la tradicional casa de los postres en San Antonio de Pereira –nada mejor que probar los 85 postres para terminar devorando una leche asada–, una experiencia maravillosa al igual que la de las fresas con crema de leche en aquella casona casi abandonada en la Autopista Medellín–Bogotá y en cercanías al aeropuerto; los casquitos de guayaba de Queareparaenamorarte, así como el postre de natas de Hatoviejo.

Aunque nada, pero nada, supera el arroz con leche calientísimo y con pasas borrachas de mi tía: son las manos de la familia, son historias comunes en pasado y presente.

¿Y cuál es tu mejor reencuentro dulce con lo que amas?

Dionisio Pimiento
Twitter: @dpimiento                            

Minutos de sabor con Liliana López y Leonor Espinosa

IdItem:32652, IdTipo:5

Serie de videos sobre los cocineros colombianos. Conozca a Leonor Espinosa, chef del restaurante Leo en Bogotá.

CocinaSemana en Facebook