Inicio / Opinión

Gastronomía colombiana

Santa Marta tiene tren ...

Por Dani Meroño

Santa Marta tiene tren ....

Es la primera vez, desde que vivo en Colombia, que no viajo durante el fin de año a mi querida España. Sin embargo, no me puedo quejar en lo absoluto de la tourné colombiana que disfruté en los días navideños.

                             


Pasé la semana de nochebuena en el Eje Cafetero, donde pude dar fe de los famosos chorizos santarrosanos y de las increíbles arepas de choclo de Cerritos, en Pereira.

Luego, tras pasar unos días en Bogotá y disfrutar de una extraña e inusual soledad, me fui a Santa Marta, mi lugar favorito en este maravilloso país, a pasar fin de año.

Recuedo que la primera vez que fui a esta ciudad caribeña fue en enero de 2006, y durante todos estos años he seguido yendo con asiduidad, ya que mis muy buenos amigos, Mónica y Pipe, siempre me invitan a su casa. Durante todo este tiempo, nunca he tenido problema para comer bien, es más, disfruto mucho degustando los productos de mar que se encuentran por esos lares.

Existen algunos clásicos como la ensalada Chucho –del famoso restaurante del mismo nombre– que lleva pulpo, camarones y raya ahumada; las muelas de cangrejo de Mane Cayón o mi favorito: la bandeja de pargo frito con arroz con coco y patacón del chiringuito de Arrecifes en el Tayrona –nunca pueden faltar en las excursiones samarias–.

No obstante, las veces que visité la ciudad en 2012 pude descubrir algunos ricos e interesantes lugares para comer bueno, bonito y barato. Empiezo por uno que me toca de cerca, ya que estoy metido en el proyecto y es ‘mi niña bonita’. Se llama Radio Burguer y se encuentra ubicado en el Parque de los Novios. Es un divertido local con mucha personalidad y donde se sirven unas deliciosas hamburguesas homemade con sabores muy especiales. Así mismo, podemos encontrar en el mismo parque, el restaurante Ouzo, un lindo lugar de estilo mediterráneo donde sirven pasta y pizzas propias de cualquier lugar del otro lado del Atlántico.

También hay un sitio que me gusta mucho y que merece la pena conocer: Rocoto, un pequeño lugar en el que preparan comida peruana con ingredientes caribeños.

Otros lugares de reciente aparición en el panorama gastronómico del centro histórico son El Bistró, Lulo, Donde el italiano o La placita. No se me puede olvidar nombrar el negocio de Yiya, un puesto ubicado en la puerta de la casa de esta señora, en donde venden arepas con más queso que harina y cocinadas a la brasa sobre hojas de plátano.

En fin, cada vez se pueden encontrar más lugares para comer rico y pasar un rato agradable en esta colonial y entrañable ciudad a la que nunca me canso de venir y en la que espero algún día poder pasar largos períodos, cerca de este mar azul. Así que como dice la canción, “Santa Marta no tiene tranvía”, pero sí buenos restaurantes.                                 

Santa Marta tiene tren ....

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.

CocinaSemana en Facebook