Inicio / Recetas

Plato fuerte

Costillas de cerdo chinas

Por Vivir con Estilo - Revista Fucsia

Costillas de cerdo chinas.

Prepare esta receta a base de costillas para su cena de hoy.

Utensilios para esta receta


Horno

Papel aluminio

Almuerzo

Cena

Fácil de hacer

Tiempo más de 60 minutos
Cocina clásica
Para enamorar
Ocasión especial
Ingredientes
16 costillas  
Para la marinada   
4 cucharadas de vinagre de vino 
3 cucharadas de soya                
2 ajíes rojos, picados                
1 pedazo de jengibre fresco, pelado y cortado en tajadas                
2 cucharadas de miel                
2 estrellas de anís                
1 pedazo de canela                
3 cucharadas de aceite                
2 tallos de cebolla larga picada en trozos  
Para cocinar                
2 cucharaditas de polvo de 5 especias: estrella de anís, clavos, semilla de hinojo (fennel), canela y pimienta                
2 cucharadas de miel  
Para servir                
2 ajíes rojos o verdes, cortados por la mitad y sin semillas                
1 gajo de cebolla larga picada finamente
Ingredientes para 4 personas

Preparación
Ponga las costillas en una bolsa plástica y agrégueles la marinada previamente mezclada.
Hágale un nudo a la bolsa y déjelas en la nevera durante toda la noche.

Precaliente el horno a 400°. Saque las costillas de la nevera y déjelas reposar. Ponga el contenido sobre una rejilla, en una olla con tapa.

Cubra además las costillas con papel aluminio y hornéelas durante una hora. Destápelas y rocíelas con el polvo de 5 especias y la miel.

Póngalas de nuevo en el horno, en la olla, esta vez destapada, durante 30 minutos.

Déles la vuelta de vez en cuando, revise que no se peguen y póngalas a dorar por cerca de 10 minutos.

Retírelas del horno, córtelas con un cuchillo bien afilado y colóquelas en la bandeja de servir.

Espárzales por encima el ají y la cebolla picada. Sirva de inmediato.

PUBLICIDAD

Cocinando con Cristina Campuzano

IdItem:30904, IdTipo:5

Esta reconocida actriz nos contó sobre la experiencia que tuvo al ser una vez mesera de un restaurante y confesó que lo que más le gusta de cocinar es estar con sus sobrinos.